Las negociaciones progresaron poco o nada desde que comenzaron la primavera pasada. Manfred dijo que el cierre patronal era la única herramienta de la administración para acelerar el proceso.

«La gente necesita presión a veces para llegar a un acuerdo», dijo Manfred. «Sinceramente, no sentimos esa sensación de presión del otro lado durante el transcurso de esta semana».

En muchos sentidos, el núcleo de la disputa es sobre el deseo del sindicato de tener más equipos persiguiendo jugadores, lo que lleva a más competencia en el campo y salarios más altos, y el deseo de la gerencia de restringir los salarios en un esfuerzo por evitar que los equipos de altos ingresos obtengan un porcentaje aún mayor de estrellas.

«He visto este juego como un conocedor durante más de tres décadas», dijo Manfred. «Creo que la mayoría de las personas que entienden el juego se dan cuenta de qué, en nuestros mercados más pequeños, es mucho más difícil ganar que en nuestros mercados más grandes».

Horas después del primer paro laboral.

Horas después del primer paro laboral.