miércoles, diciembre 8, 2021

Chavismo arrolla en los comicios

El chavismo gobernante ga­nó el domingo pasado la al­caldía de Caracas y 20 de las 23 gobernaciones en las elec­ciones regionales de Venezue­la, en un proceso en el que la oposición volvió a participar después de años de boicot y llamados a la abstención.

El presidente del Consejo Na­cional Electoral (CNE), Pe­dro Calzadilla, fijó además la participación en 41.8% en el primer reporte oficial, con 8.1 millones de votantes de 21 millones que estaban lla­mados a acudir a las urnas.

El Partido Socialista de Ve­nezuela (PSUV) se llevó la alcaldía de la capital de este país de 30 millones de habi­tantes, Caracas, y las gober­naciones de Amazonas, An­zoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Guá­rico, Lara, La Guaira, Mérida, Miranda, Monagas, Portu­guesa, Sucre, Táchira, Truji­llo y Yaracuy.

Debilitada y fragmentada en la vuelta de sus principales partidos políticos a las urnas, la oposición solo pudo ganar en tres estados, incluido Zu­lia, el más poblado del país.

Sufrió, en contraste, una du­ra derrota en una región cla­ve que controlaba: Táchira, fronteriza con Colombia.

Los mayores partidos opo­sitores se marginaron de las presidenciales de 2018, en las que resultó reelecto el go­bernante socialista Nicolás Maduro, y las legislativas de 2020, en las que el oficialis­mo recuperó el control del Parlamento; denunciando ambos comicios como “frau­dulentos”.

“Las fuerzas revolucionarias hemos ganado 21 (estados), incluyendo la capital del país (…). Buen triunfo, buena vic­toria, buena cosecha produc­to del trabajo, un trabajo per­severante”, celebró Maduro.

El primer boletín se hizo pú­blico con 90,21% de los vo­tos transmitidos, precisó Cal­zadilla.

La votación trajo el regreso de observadores internacio­nales: la Unión Europea, que no trabajaba en una elección en Venezuela desde hace 15 años, formó parte con una misión de 130 delegados y también hubo presencia de expertos de Naciones Unidas y el Centro Carter.

Las autoridades venezola­nas, en eventos electorales anteriores, optaron por “mi­siones de acompañamiento” de países y organizaciones cercanas al chavismo.

“Abstención y división”
Las elecciones regionales se presentaban como un nue­vo punto de partida tanto pa­ra Maduro, que busca el le­vantamiento de sanciones internacionales, como pa­ra la oposición, que retornó a la vía electoral con la mi­rada puesta en una elección presidencial “transparente” en 2024, aunque el próximo año tiene la opción de un re­ferendo para revocar el man­dato del gobernante.

“Los resultados del CNE traen pocas sorpresas (…). El ma­pa queda fundamentalmen­te rojo (color del gobernante PSUV), como se esperaba”, escribió en Twitter el analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

“Este resultado es lamenta­ble para la oposición, pues se definió fundamentalmente debido a la abstención y la di­visión”, expresó León en refe­rencia a las dificultades de los rivales de Maduro para acor­dar candidaturas unificadas.

Esa fragmentación facilitó las cosas al chavismo en zonas tradicionalmente opositoras como Táchira.

SEPA MÁS
Casa Blanca

Estados Unidos denunció ayer lunes que el Gobier­no del presidente de Ve­nezuela, Nicolás Maduro, ha privado “de nuevo” a los venezolanos de parti­cipar en un proceso elec­toral “justo y libre”.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, indicó en un comunicado que durante los comicios locales del domingo “el régimen alteró el proceso para determinar el resul­tado de estas elecciones mucho antes de que se emitieran las papeletas”.

En ese sentido, el jefe de la diplomacia estadouni­dense citó, entre otros, los arrestos arbitrarios.

El chavismo gobernante ga­nó el domingo pasado.

Latest news
Related news

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: