domingo, noviembre 28, 2021

Presidenta de Taiwán dice tener «fe» en que EEUU defenderá la isla

La presidenta de Taiwán dijo tener «fe» en que Estados Unidos defenderá la isla frente a China, en un contexto de crecientes tensiones entre Washington y Pekín sobre el papel de Taipéi en la escena internacional.

«Tengo fe» en que las fuerzas estadounidenses ayudarán a defender Taiwán, dijo Tsai Ing-wen en una entrevista en inglés con el canal CNN realizada el martes y emitida el miércoles. 

La presidenta también destacó la «amplia cooperación con Estados Unidos para aumentar (su) capacidad de defensa», anunciando por primera vez que militares estadounidenses están entrenando a las fuerzas taiwanesas en la isla.

Estados Unidos y China se han enfrentado en los últimos días por el destino de la isla de 23 millones de habitantes, que tiene su propio gobierno, moneda y ejército, pero que Pekín considera una de sus provincias a la espera de reunificarse con el resto del país. 

Más temprano el miércoles, el presidente estadounidense, Joe Biden, señaló que Estados Unidos estaba «profundamente preocupado por las acciones coercitivas y agresivas de China (…) en el estrecho de Taiwán». 

Las tensiones han aumentado al incrementarse las incursiones aéreas chinas cerca de este país.

Tales acciones «amenazan la paz y la estabilidad regionales», añadió el presidente estadounidense, según una grabación de sus declaraciones obtenida por AFP. 

Ambigüedad estratégica

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, también provocó la ira de Pekín al abogar el martes por la «participación significativa» de Taipéi en los órganos de la Organización de las  Naciones Unidas (ONU) y en la escena internacional. 

«La exclusión de Taiwán socava la importante labor de la ONU y de sus organismos», insistió, al afirmar que la contribución de ese país es necesaria para abordar «un número sin precedentes de desafíos globales». 

Pero «Taiwán no tiene derecho a participar en la ONU», replicó inmediatamente Pekín, a través del portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán, Ma Xiaoguang. 

Es probable que el delicado asunto de Taiwán agriete aún más las relaciones entre Estados Unidos y China, que se encuentran en su punto más bajo en años. La semana pasada, Biden pareció querer enviar un nuevo mensaje de firmeza a Pekín.

Preguntado sobre la posibilidad de una intervención militar estadounidense para defender Taiwán en caso de un ataque de China, el presidente Biden respondió afirmativamente: «Sí, tenemos un compromiso en ese sentido».

Su declaración pareció contradecir la postura de «ambigüedad estratégica» estadounidense. En virtud de este esquema, Washington ayuda a Taiwán a construir y reforzar su defensa, pero sin prometer explícitamente que acudirá en su ayuda en caso de ataque.

Los comentarios de Biden no fueron bien recibidos en Pekín y el gobierno estadounidense aclaró poco después que mantenía «sin cambios» su política enmarcada en la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979.

China considera que Taiwán, isla a la que huyeron en 1949 los nacionalistas de Chang Kai-shek derrotados en el continente por los comunistas de Mao Tse Tung, es una provincia que espera la reunificación, por la fuerza si es necesario.

Latest news
Related news

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: