En la cárcel preventiva de Higüey no cabe un preso más

La cárcel preventiva de Higüey, mejor conocida como La Cárcel de la Muerte por las condiciones infrahumanas en la que se encuentran los privados de libertad está en este momento repleta de prisioneros, pese a la pandemia del COVID 19.

Según un foto dada a conocer este martes por el comunicador Orlando Sánchez, productor del programa Orlando Desde La Calle, en este penal no cabe «Ni un mandao» como se dice popularmente.

Mediante cartas algunos prevenidos se han comunicado con este medio, para informar que en la actualidad hay más de 500 presos, en un espacio en donde a la fuerza normalmente meten 250 reos.

Denuncian que no hay espacios para dormir, que tienen que acostarse uno encima de otro, pese a el calor y al posible contagio del COVID 19, porque algunos compañeros han sido infectados.

Reiteraron su queja de que no reciben comida, que no hay agua ni para bañarse, pero sobre todo que no están recibiendo atenciones médicas como dicen en los medios las autoridades de Salud Pública.

Este lunes los presos de la cárcel preventiva de Higüey realizaron un motín que fue sofocado con bombas lacrimógenas por las autoridades policiales.

Este penal que funciona en el destacamento de la Policía Nacional en el centro de Higüey debería albergar como dice su nombre presos preventivos, pero no es así. En ese espacio hay personas con condenas definitivas

Recientemente Quique Peña, de la Comisión Nacional de los Derechos denunció las precarias condiciones en la que se encuentran los reos preventivos en esta localidad.

Una mafia

En la cárcel preventiva de Higüey funciona una mafia que extorsiona a los presos nuevos, a quiénes presionan para que llamen a sus familias y que estos lleven dinero, para que sus verdugos no le den una paliza.

Quiénes tienen para pagar un soborno cuando son apresados no son introducidos en la Cárcel de la Muerte, sino que son llevados al destacamento de La Malena en esta ciudad Salvaleón de Higüey, en donde los detenidos gozan de privilegios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete Aquí

A %d blogueros les gusta esto: