Miguel Guerrero explica porque tiene derecho a entrar a su propiedad a través de Arboleda

Higüey.-. El agrimensor Miguel Guerrero, propietario de una porción de terreno detrás del residencial Arboleda en esta localidad manifestó que la entrada principal de Amelia es el acceso natural y legal a su propiedad, porque así fue establecido en la dirección de Mensura Catastral.

Aclaro que no es cierto que compró los terrenos que están detrás de Arboleda después que el residencial fue edificado para aprovecharse del mismo.

«Yo compré una porción de terreno conjuntamente con el desarrollador de Arboleda  el 2 de marzo de 2009, en la misma oficina y con el mismo notario» aseguró

Guerrero expresó que ambos compradores tenían intenciones de desarrollar su parte del terreno, pero que para esa fecha él no estaba en condiciones.

«Acordamos con el desarrollador de Arboleda, que él iba a usar la parte de alante del terreno, con el denominador común de que la vía central de Amelia era el acceso de ambos» dijo

Detalló que el desarrollador del residencial Arboleda inició un proceso de deslinde y subdivisión de su porción en la dirección de Mensura Catastral y fue autorizado.

«Los actos de levantamientos parcelarios son públicos y contradictorios. Las partes actuantes deben ser citadas, según la ley de Registro Inmobiliario 108-05. Fui convocado como colindante y nos pusimos de acuerdo» resaltó.

Aseguró que se conoció una audiencia en donde se presentó el proyecto Arboleda con planos abiertos, por lo que no se opuso, pero luego lo cerraron, queriendo coartarle un derecho.

Exhortó al departamento de Planeamiento Urbano del ayuntamiento de Higüey a que le diga al desarrollador de Arboleda y a sus habitantes, que la calle principal de Amelia no puede ser cerrada, porque da acceso a otros terrenos y así lo establece la cartografía de Mensura Catastral.

Aclaró que basado en los argumentos y documentos que presentó un tribunal le amparó sus derechos.

Rememoró que cuando se levantó la verja perimetral para delimitar el espacio en donde se iba a desarrollar Arboleda y su porción, los accesos de las calles quedaron abiertos y él transitaba por ahí.

Comentó que una oportunidad se acercó al desarrollador de Arboleda cuando vió que los accesos de las calles comenzaron a ser centrados y que éste le contestó que los residentes decidieron hacerlo, pero cuando preguntó a algunas personas le explicaron, que compraron en un proyecto cerrado.

«Los planos del proyecto de Arboleda fueron tramitados en la gestión municipal 2010-2016, pero no como un residencial cerrado. Incluso lo que se depositó fueron los actos de ventas para los fines de pagos de uso de suelo» expuso.

El agrimensor Miguel Guerrero se refirió a las declaraciones de algunos residentes en Arboleda, que dice que él tiene una entrada de servidumbre a su propiedad.

«Mi terreno no califica para pasó de servidumbre, porque fueron mensurados con una entrada, que es la via principal de Amelia» recalcó.

Indicó que los pasos de servidumbre son otorgados cuando una porción de terreno no tiene acceso a la vía principal, lo que no es el caso suyo.

Asimismo, manifestó que con sus reclamos no procura enfrentar al desarrollador de Arboleda, ni a sus habitantes, los cuales les merecen respeto, y que sólo está reclamando sus derechos.

Confirmó que el proceso de apertura de la calle que realizó recientemente fue todo legal, ya que contó con la autorización del abogado del Estado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: