sábado, noviembre 26, 2022

Terpel celebra cierre de año con representantes del sector aeronáutico, aeroportuario y de hidrocarburos de la R.D.

El encuentro, que constituye una tradición de la empresa, tiene como objetivo fortalecer los vínculos con sus clientes y...

Samsung anuncia nuevas vías para experimentar el streaming de juegos   

Santo Domingo, República Dominicana. Noviembre 2022.- Samsung Electronics Co., Ltd. anunció nuevas y emocionantes formas para que los jugadores experimenten el streaming de...

25 de noviembre: ‘Mujeres Valientes’ encabeza primera marcha contra la violencia hacia la mujer en el Metaverso

SANTO DOMINGO, República Dominicana, jueves 24 de noviembre de 2022.- La Fundación Dominicana Mujeres Valientes, dedicada a la lucha por...

La historia detrás de un martillo

NacionalesLa historia detrás de un martillo

UN AUTENTICO EJEMPLO DE VOCACIÓN MAGISTERIAL.

Sobeida Madé Germán nunca imaginó que el simple acto de compartir el día de su graduación una fotografía en sus redes sociales, la convertiría en un ejemplo de superación para muchos.

La recién graduada en Educación Básica ha vivido desde niña en el municipio Sábana Grande de Palenque, en la provincia San Cristóbal, donde recibió formación en primaria y secundaria.

Cuando cursaba su último año de bachillerato y como si se tratase de un encuentro de telenovela, Sobeida conoció a quien un par de años después se convertiría en su esposo, Kelvin Cuevas.  “Él y yo tropezamos un día, recuerdo que se me cayeron mis libros y cuadernos, y él me ayudó a recogerlos”, relató.

Ese momento fue un “clic instantáneo” y el inicio de lo que se concretaría como un noviazgo y más adelante, un matrimonio.

Sobeida y Kelvin se casaron cuando ella tenía 20 años. Producto de esa relación nacieron dos hijos que hoy en día tienen 13 y 7 años.

Según contó a periodistas de Listín Diario, su esposo siempre ha sido “su gran apoyo”. Gracias a la carpintería, oficio que realiza para ganarse la vida, ha asumido los gastos del hogar a lo largo de estos años, pero también ayudó a materializar el sueño de Sobeida de convertirse en maestra.

La foto que se hizo viral
Sobeida no solo logró graduarse de la licenciatura en Educación en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), sino que, además, pese a las vicisitudes, lo hizo con los máximos honores.

El pasado 3 de marzo, toda su familia celebró junto a ella haber logrado su anhelo de niña de convertirse en maestra, después de cuatro intensos años de estudio.

En medio de la celebración, con toga y birrete aún colocados, Sobeida le pidió a su hija mayor que le tomara una fotografía con el martillo de su esposo. “Mi niña no quería, decía que se iban a burlar de mí”, contó con rostro risueño. “Pero a mí no me importaba, yo quería agradecerle de esa manera a mi esposo por su amor y apoyo incondicional, porque esto fue un trabajo de equipo, sé que no habría podido sola”, explicó.

Al publicar la foto en sus redes sociales, Sobeida se mostró sorprendida por los miles de comentarios que recibió, en su mayoría mensajes de felicitaciones y de profesa admiración a su empeño y dedicación.

“Lo último que imaginé es que se haría viral y que tanta gente se interesaría por mi historia de vida, yo nunca me lo propuse, pero parece que logré inspirar a otros”, manifestó Sobeida.

Destacó la satisfacción de ver como muchas madres se han motivado a dar el paso de retomar su formación universitaria, luego de conocer su historia.

“Yo siempre quise ser maestra, yo soñaba con estar algún día dando clases”, expresó Madé. Sin embargo, debido a la falta de recursos, tuvo que engavetar ese sueño por un buen tiempo y dedicarse a su familia y a sus labores de ama de casa.

Un hecho lamentable para todos en su hogar, sembró en ella nueva vez el deseo de estudiar una carrera universitaria.  “Mi esposo tuvo un accidente, estuvo en cama por aproximadamente tres meses, yo tenía que hacer algo, porque así no podíamos seguir manteniéndonos”, recordó.

“Ahí fue cuando tomé la decisión de inscribirme en la universidad, al principio para estudiar bioquímica, pero luego me cambié a magisterio, que era lo que realmente quería y me apasiona”, recordó.

Según Sobeida, llegar a la meta se sintió muchas veces como “recorrer una colina cuesta arriba”, porque aunada a sus responsabilidades de madre y esposa, debió concentrarse en cumplir con sus asignaciones académicas, sin mencionar el largo trayecto que debía recorrer a diario desde Palenque hasta Santo Domingo.

CIFRAS
Metas.

Desde hace unas cinco semanas, Sobeida se desempeña como maestra sustituta sin remuneración en la Escuela Primaria Mercedes Luisa Pérez de Sabana de Palenque.

Petición.
Durante esta corta temporada, ha sabido ganarse el corazón, respeto y la admiración de todo el personal docente y administrativo. Pese a que actualmente hace lo que ama no es una maestra remunerada, por lo que pide un nombramiento al ministro de Educación, Roberto Fulcar.

Sobeida Madé Germán.

Sobeida Madé Germán.

Tambien de interes

Tag Relacionado

Mas Popular