miércoles, julio 6, 2022

Identifican mujer falleció en accidente en carretera Otra Banda-Verón

La Altagracia.-La mujer que perdió la vida este lunes en un choque en la carretera Verón-La Otra Banda era...

El alcalde del municipio Higüey doctor Rafael Baron Duluc (Cholitin), recibió la visita del Defensor del Pueblo el doctor Pablo Ulloa.

Pablo Ulloa, dijo sentirse agradecido por el recibimiento hecho por el municipio y a su vez agregó que este...

Senador de la provincia La Altagracia llama a impulsar movilidad sostenible en polos turísticos

Afirma que la guerra entre Rusia y Ucrania le ha dicho al mundo que la energía limpia sobre todo...

La iglesia denuncia cinco pandemias que degradan al país

NacionalesLa iglesia denuncia cinco pandemias que degradan al país

Al hacer una analogía con el Covid-19 que ha para­lizado y colocado a la hu­manidad en medio de un cambio de época sin pre­cedentes, la Conferencia del Episcopado Dominica­no (CED) instó ayer a con­trarrestar las pandemias de la mentira, la violencia, el afán del dinero y el he­donismo que amenazan a los pueblos.

La reflexión de los obis­pos está contenida en una Carta Pastoral emitida con ocasión de celebrarse ma­ñana el Día de la Virgen de la Altagracia, titulada “San José, custodio del Re­dentor y modelo del cre­yente”, dedicada al esposo de María, la madre de Je­sús.

“Un orden nuevo se está gestando, y la Iglesia tiene ante sí misiones inmensas, como en las épocas más trá­gicas de la historia”, expre­sa el documento sobre la pandemia del Covid-19 que ha acaparado la atención de la humanidad y ha sido objeto de duros y prolonga­dos debates en los medios de comunicación.

Dramas mayores
Al razonar que, aunque nunca en la historia recien­te había sucedido un fenó­meno de tal envergadura como la actual pandemia, los obispos plantean que el nuevo coronavirus no afecta al ser humano en su esencia, sino que, a la luz de la fe, tan sólo lo to­ca tangencialmente. Advier­ten que “el verdadero drama de nuestro siglo es el vacío de Dios en el alma de tantos pueblos y la verdadera pan­demia que nos aqueja es la anemia espiritual”.

La reflexión de los obis­pos está contenida en una Carta Pastoral.

Tambien de interes

Tag Relacionado

Mas Popular