11.6 C
Los Angeles
jueves, febrero 2, 2023

La salud mental y el estrés postraumático después de un huracán

SaludLa salud mental y el estrés postraumático después de un huracán

EL SEIBO. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés postraumático (PEPT) como una de las principales consecuencias luego de un trauma, presenciado por una persona. La probabilidad de desarrollar este trastorno depende de varios factores como la intensidad y duración del trauma, y la proximidad con el evento.

La OMS refiere que, a raíz de este trastorno, surgen una serie de síntomas, los cuales incluyen sensación de que el evento está ocurriendo de nuevo, insomnio, ansiedad, pesadillas, ideas de culpa y preocupación excesiva. Los huracanes, según resultados de un estudio de la Universidad Internacional de Florida, reflejaron que estos incrementan en los niños síntomas de estrés postraumático.

Para la especialista en riesgos psicosociales, Keila Álvarez, la presentación del estrés postraumático varía de un individuo a otro, lo cual, para unos resultaría más angustioso que para otros y no todos tendrían los mismos problemas de comportamiento. A la vez, resalta este es uno de los trastornos más difíciles de diagnosticar e incluso, afecta a los infantes.

“Hay quienes tienen una reacción inmediata y otros una expresión retardada. Puede diagnosticarse a partir de los seis años, aunque no son los mismos criterios de un adulto. Es importante destacar que los recuerdos llegan de manera involuntaria, no porque pasó un huracán, seguido tienes el trastorno, sino un malestar psicológico de trauma”, argumentó la especialista.

Álvarez expone que como recién pasó un evento atmosférico nuevo, pero que alude a uno pasado, igualmente traumático, las personas afectadas, retrotraen esos recuerdos. “Automáticamente la tragedia volvió a sus mentes desde antes de llegar Fiona y produce una ansiedad y un miedo a que se repita la historia”, indicó Álvarez.

En ese sentido, destaca que esta situación, no solo afecta a los aludidos por el fenómeno, sino, a las personas cerca o a quienes tuvieron un familiar, amigo o conocido que pasó por eso. SUPERAR ESOS RECUERDOS Álvarez dice que un individuo con este trastorno podría desarrollar conductas temerarias, de destrucción y hasta suicidas.

Expone que mientras mayor sea el trauma, peor será la sensibilidad y más rápido será necesario buscar ayuda profesional. “Indudablemente hay que buscar ayuda para superarlo, porque si no, cada vez que algo evoque la causa del trastorno volverán las alteraciones y se tornará en un ciclo constante. Hablar y contar lo ocurrido también es bueno. Consumir comidas balanceadas, descansar lo suficiente y evitar ingerir alcohol, pueden ayudar”, enfatiza.

Anuncios

Otros artículos de interes

Check out other tags:

Most Popular Articles