domingo, diciembre 5, 2021

Más de un 80% de las muertes maternas y neonatales son evitables”

SANTO DOMINGO, República Dominicana, 20 de mayo de 2020 – El Servicio Nacional de Salud (SNS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) realizaron un encuentro con los nueve directores de los Servicios Regionales de Salud (SRS), y con los directores de los 24 hospitales públicos, donde nacen aproximadamente el 80% de los bebés o recién nacidos que son atendidos en el sistema público de salud del país.

 

Este encuentro estuvo presidido por el doctor Mario Lama, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS), quien resaltó la importancia de aunar todos los esfuerzos posibles para reducir la razón de muerte materna y la tasa de mortalidad infantil. El galeno, se hizo acompañar de los doctores: Martín Ortiz, director Materno Infantil y Adolescente del SNS, del viceministro de Garantía de Calidad, José Antonio Matos y de Eladio Pérez, viceministro de Salud Colectiva.

 

“Estamos comprometidos en promover un cambio positivo y radical en la entrega de servicios de salud con calidad y humanización a fin de dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y concretamente, con el ODS 3; que busca lograr una mortalidad materna de 70 por 100,000 nacidos vivos y una mortalidad neonatal de 12 por 1,000 nacidos vivos”, dijo Lama.

 

A su vez, en el marco de la actividad, se recordó que siendo República Dominicana un país con ingreso medio alto que tiene una elevada cobertura de control prenatal (98.9%) y de parto institucional (97.5%), las cifras de mortalidad materna y neonatal no se corresponden con esa realidad y están muy por encima de los promedios para la región de América Latina y el Caribe. 

 

Según las encuestas, las últimas cifras disponibles para la mortalidad neonatal estimada corresponden al 2019 y fueron de 19.4 por 1,000 nacidos vivos en contraste con la mortalidad neonatal en Latinoamérica, que en ese mismo año fue de 9 por 1,000 nacidos vivos. Las causas de esas muertes en el país corresponden a distrés respiratorio y sepsis, las cuales son totalmente evitables.

 

De su lado, la doctora Rosa Elcarte, representante de UNICEF presentó el modelo de mejora continua de los servicios de atención materna y neonatal que consiste en la observación de los servicios de salud por medio de las actividades ordinarias que deben realizarse en toda atención obstétrica y neonatal, es decir aquellas que deben cumplirse para apegarse a los protocolos sanitarios, con el objetivo de evitar llegar a las complicaciones. Tras el análisis de estas observaciones en cada hospital, se prepara un plan para la mejora de estos.

 

“Motivamos a ustedes los directores de centros públicos a redoblar los esfuerzos para revertir esta situación negativa y liderar de una forma propositiva y comprometida sus planes de mejora para que la atención obstétrica y neonatal en sus servicios de salud esté adherida a los protocolos del Ministerio de Salud Pública”, dijo la doctora Elcarte.

 

Enfatizó en que “si se cumple con lo establecido en los protocolos, a través de este modelo, podemos prevenir o identificar tempranamente potenciales complicaciones, y de esta forma tomar las medidas oportunas para su control y tratamiento, o referimiento de una manera ágil y segura”.

 

Debido a la pandemia por la COVID-19, en 2020, la mortalidad materna aumentó a 127 por 100,000 nacidos vivos, muy por encima del promedio para Latinoamérica, que fue de 67 por 100,000 nacidos vivos.

 

De igual manera, la representante de UNICEF resaltó que “las causas están asociadas a la hipertensión inducida por el embarazo, las hemorragias, la sepsis y el aborto, que son también altamente prevenibles, y de acuerdo con el MSP, el 80% se pudieron haber evitado si la consulta prenatal, el preparto, parto; y las primeras horas del postparto se realizarán de acuerdo con los protocolos establecidos”.

 

Posteriormente el doctor Mario Lama, director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS) expresó que en su gestión la reducción de la mortalidad materna y neonatal es prioridad y que ya se están tomando las medidas necesarias para reforzar las acciones del Modelo de Mejora Continua de los Servicios de Salud Materna y Neonatal.

 

“Hemos reforzado el equipo Materno Infantil del nivel central, y el de los Servicios Regionales de Salud con los Gestores Materno Infantil, cuya misión es dar seguimiento a los Comité de Calidad de los hospitales de cada región para que lideren en el cumplimiento de los protocolos a cargo de todo el personal de salud, acompañándolos en el diseño de sus planes para mejorar, verificar que se van cumpliendo y para que vigilen la situación de morbilidad y mortalidad materna, al igual que la neonatal, en sus respectivos establecimientos, pues no puede haber excusas”.

 

Los objetivos de esta actividad se enmarcaron en tres enfoques elementales:

1. Demostrar que la reducción de la mortalidad materna y neonatal es una prioridad y que su progreso va a estar siendo vigilado por las autoridades.

2. Transmitir a los directores de los Servicios Regionales de Salud y de hospitales, la necesidad fomentar un buen liderazgo para lograr una gestión exitosa en los servicios de salud; poniendo especial atención en la reducción de la mortalidad materna y neonatal en los establecimientos que dirigen.

3. Presentar el Modelo de Mejora Continua de la Calidad y Humanización de la Atención a Madres y a Recién Nacidos para la reducción de la mortalidad materna y neonatal.

 

“La situación sanitaria por la COVID-19 y sus efectos colaterales han provocado una interrupción temporal de algunos los servicios esenciales de salud, en particular las consultas prenatales, ya es tiempo de retomar los servicios y volver a la normalidad. Pues, si no se toman medidas urgentes, podríamos continuar observando, en años sucesivos, un retroceso importante en la mortalidad materna y neonatal a causa del coronavirus”, agregó Elcarte.

 

En esta amplia jornada de trabajo, se presentaron otros tres temas relevantes, como fueron:

A.  Situación de la adherencia a protocolos de la práctica clínica de cada hospital y sus resultados de mortalidad materna y neonatal.

B.  Situación de la tendencia de la mortalidad neonatal en los servicios de la red pública.

C.  Monitoreo de la Calidad en los Servicios de Salud como herramienta para una gestión basada en resultados.

Asimismo, el viceministro de Garantía de Calidad, doctor José Antonio Matos presentó los lineamientos para la Certificación en Calidad y Humanización de la Atención a Madres y a Recién Nacidos, Iniciativa Madres y Recién Nacidos Bien Cuidados, cuya certificación busca reconocer el trabajo realizado por el personal de salud, sus gerentes, al igual que los equipos de los Servicios Regionales de Salud, en consonancia con la estrategia de optimizar los servicios maternos y neonatales.

 

Latest news
Related news

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: