Protocolo del Hard Rock Punta Cana es un modelo de referencia

La pandemia ha golpeado a la industria turística a nivel mundial, pero como las crisis permiten crecer y se superan con creatividad, este sector, apostó a su reinversión.

Contrario a quedarse de brazos cruzados, cuando se apagaron las luces y se cerraron las puertas de la diversión y el entretenimiento, algunas cadenas hoteleras decidieron creer en el futuro, utilizando este tiempo a su favor para invertir, renovarse; hacer ajustes integrales para ofrecer servicios que exigen la “covidianidad”, logrando así la reestructuración del destino.

En  la paradisiaca zona de Bávaro, hay un complejo que se distingue por su eficiente manejo en la implementación de sus protocolos. Este es el Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana, que en colaboración con Ecolab (empresa multinacional que ofrece soluciones y servicios de prevención de infecciones en 170 países) y la NSF (National Sanitation Foundation) en los tres meses que estuvo cerrado diseñó su protocolo sanitario.

Una gran inversión

Ramón Romero, director de Ventas, destacó que el costo más grande que ha tenido el hotel es el de todos los materiales que utilizan para el protocolo, y aunque no quiso revelar las cifras, afirma que ha sido una inversión millonaria, porque también han traído tecnología para garantizar la seguridad de los turistas.

«Desde el primero de julio hasta ahora esto nos ha permitido ver una evolución muy positiva de todos los protocolos en el hotel”.

Dijo que su protocolo se distingue de los demás de la zona, y como muestra de ello han recibido la visita de ejecutivos de otras cadenas, quienes buscan asesoría en el eficiente manejo operativo de todas sus cocinas.

Romero, entrevistado por periodistas invitados a un “Press trip” para que vivieran la experiencia y pudieran ser testigos de la eficiencia de estos protocolos, indicó que éste, además, establece que ningún cliente debe sentarse en una mesa o mueble si estos no cuentan con el sello Safe + Sound. Mientras que en las puertas del hotel hay cámaras térmicas, que miden la temperatura, sin el huésped darse cuenta y es necesario pasar por las alfombras de desinfección de cada puerta.

Bocado seguro

Kalych Elim Padro, director gastronómico, entiende que uno de los puntos neurálgicos de cualquier hotel, es la cocina, por ello dijo que para poder reabrir Hard Rock Punta Cana se vieron en la obligación de realizar una inversión millonaria en el cambio de todos los electrodomésticos, para que sean de uso exclusivo para cada cocina, y cambiar todas las estufas de bufés por las de preparar alimentos a la carta, es decir, que la pandemia además obligó la suspensión de los autoservicios de alimentos.

“Somos el único hotel de RD que tiene túneles de frío, donde toda la mercancía fría se recibe y en los cuartos de ambientes se reciben los alimentos secos a una temperatura en específica”, apuntó.

—1— Ocupación

La ocupación del hotel, desde que abrió se mantiene entre 50% a 30%.

—2— Room service

Al solicitar servicios a la habitación el personal no puede entrar y cada pedido debe llegar bien envuelto con el papel plástico.

—3— Desinfección

En las habitaciones se realiza con las máquinas (fogger) de ozono

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete Aquí

A %d blogueros les gusta esto: